Marketing personalizado con chatbots

Te dejamos a continuación algunas de las claves que tienes que tener en cuenta al usar chatbots en tus estrategias de marketing personalizado.

Los chatbots son los salvadores que durante la pandemia ayudaron a las empresas a automatizar la atención al cliente y el marketing.

Gracias a sus ilimitados casos de uso y beneficios, han recorrido un largo camino desde un simple reemplazo para respuestas rápidas hasta la automatización de todas las operaciones de marketing, reduciendo costos y aumentando los ingresos, ayudando a los clientes a obtener una experiencia mejor y más divertida y mucho más.

Aunque, las respuestas de un chatbot solo se basan en su flujo de conversación preprogramado para todo tipo de usuarios, la personalización de los chatbots los hace capaces de comprender a los clientes y hacer preguntas como un ser humano.

Una realidad que les permite detectar patrones y otro tipo de información que ayuda a determinar los intereses de cada cliente y dar sugerencias relevantes. Por lo tanto, llenar el vacío entre una marca y sus clientes y hacer que la interacción para los clientes con el chatbot sea mucho más humana y no solo otra aburrida conversación con una máquina.

Los chatbots son extremadamente útiles y valiosos para generar e impulsar clientes potenciales o leads, ya que ofrecen una forma de interactuar con los clientes a gran escala, responder a sus consultas al instante, simplificar el descubrimiento de productos, guiarlos y agregar sugerencias.

Son buenos para servir a los clientes, sin embargo, personalizar un chatbot con elementos gráficos y humanoides los hace mejores para hacer su trabajo. Además, los hace capaces de servir a todos los compromisos humanos de diferentes maneras. Si el flujo conversacional de tu chatbot es personalizado y este sabe cómo interactuar con cada cliente potencial, se obtiene una gran diferencia.

En resumen, un chatbot personalizado puede ofrecer a los usuarios una mejor experiencia con sus “gráficos y mensajes de conversación personalizados”, que pueden ser un imán de ventas para tu negocio. Si puedes conectarte con los usuarios y sincronizar sus pensamientos, puedes modificar fácilmente la naturaleza de una conversación. Como resultado, es posible que veas que los usuarios que inicialmente no estaban planeando realizar una compra, se conviertan finalmente en clientes.